sábado, 19 de abril de 2008

Potente, vertiginoso y frenético, el DBZ más salvaje pegará fuerte en la next-gen





Dragon Ball Z Burst Limit es el título de la nueva saga de videojuegos de lucha sobre Bola de Dragón, y también es el banderazo de salida para que las series debuten en la nueva generación. Un envoltorio muy resultón para un contenido muy respetuoso con los sistemas de combate de anteriores entregas. Llega el heredero de Budokai.
Los amantes de los juegos de lucha conocen sobradamente la saga de videojuegos que Atari ha lanzado a lo largo de los últimos años sobre Bola de Dragón. Cargados de una velocidad endiablada y protagonizados por unos personajes de un carisma arrollador, el universo del anime se ha revelado como un total acierto para un título de peleas; y, por ejemplo, la saga Tenkaichi se ha convertido en un verdadero imprescindible del género.
Ahora, en pleno 2008, nos enfrentamos al salto a la nueva generación, donde sólo dos de las plataformas que la protagonizan -Xbox 360 y PlayStation 3- han sido escogidas para recibir con los brazos abiertos a Burst Limit, el primero de una, esperemos, larga y fructífera nueva serie de juegos de combate con la prestigiosa licencia Bola de Dragón.
Burst Limit pretende seguir con rectitud los mandamientos estéticos y jugables asentados en las series Budokai. La campaña individual será, lógicamente, el principal y más cuidado de los modos de juego. En ésta encarnaremos a Goku, a Piccolo y a Krillin en diferentes combates dentro de un único arco argumental.
Conforme avancemos dentro de la historia principal iremos desbloqueando progresivamente hasta otros veinte personajes jugables, y también nos enfrentaremos a varias decenas de enemigos en fenomenales cameos que harán las delicias de los aficionados a la saga.
Los aficionados a la saga de peleas de Dragon Ball Z están de enhorabuena con Burst Limit, pues traslada de forma impecable la jugabilidad de sus predecesores acompañándola de un apartado visual Next-Gen. El modo versus, por su parte, ofrecerá cuatro tipos diferentes de enfrentamientos, uno a modo de tutorial de movimientos y otros tres para demostrar nuestras habilidades. Los combates podrán ser llevados a cabo contra la IA o contra rivales humanos, en la misma videoconsola o a través de internet; aunque todavía no han sido descritos en detalle por parte de Atari. Sin embargo todos los modos de juego no ofrecen nada en absoluto sino están respaldados por una experiencia jugable a la altura, y parece que Burst Limit ofrecerá una sistema de combates tan brillante como el de sus predecesores. Como viene siendo tradicional la lucha se desarrolla a varios niveles, por tierra y aire, y los escenarios son ricos en matices aunque, de momento, no ofrecen grandes posibilidades en lo que se refiere a interacción con sus elementos. Todo en Burst Limit rezuma velocidad y agresividad, pero también hay nuevas adiciones que modifican mucho el tempo de los combates. Uno de los mejores ejemplos es el denominado “drama piece system” que nos deja equipar a ayudantes para determinados matices del combate. Esto quiere decir que antes de cada enfrentamiento se nos presentará la posibilidad de escoger a tres personajes para que suplan las determinadas carencias que consideremos oportunas. Así, por ejemplo, podemos seleccionar a un personaje para que nos ayude con los bloqueos, a otro que incremente nuestra resistencia a los golpeos y otro que aumente la fuerza de nuestros puños. Al principio contaremos sólo con unos pocos, pero conforme avance la campaña iremos desbloqueando nuevos, y al final de ésta será un verdadero reto escoger los más adecuados para cada rival.
Según Donny Clay, uno de los productores del título, Burst Limit sólo contará con poco más de 20 personajes jugables. Una noticia impactante que lo aleja sensiblemente de los altísimos números de sus predecesores y que no ha dejado indiferente al aficionado.
El mencionado añadido es un factor realmente bienvenido que dota a los combates de nuevos matices, sin embargo el verdadero protagonista del juego es su desmesurada velocidad. Los Dragon Ball Z siempre han sido títulos de lucha realmente rápidos, donde el dominio máximo de nuestras destrezas y la presteza a la hora de ponerlas en práctica son un matiz decisivo; sin embargo Burst Limit apuesta de forma incondicional por lo vertiginoso, convirtiendo la experiencia en un ritmo implacable donde no hay lugar para dudas o titubeos.

¡Cel-Shading Power!
Burst Limit impacta por muchas razones. Por ser el debut de las series en la Next-Gen, por su alta velocidad y porque cada Dragon Ball Z que se lanza al mercado es un acontecimiento para millones de aficionados; sin embargo no pasa desapercibido el aspecto gráfico del título, un nuevo ejemplo de lo bien que le sienta al cel-shading los poderosos chips de PlayStation 3 y Xbox 360.
Hemos visto sensacionales ejemplos de lo que se puede hacer con las máquinas de la actualidad y el entrañable look de dibujos animados que aporta esta técnica, sin embargo Burst Limit sienta un precedente en el sentido de aplicarla con tanto detalle, con tanta velocidad y con una tasa de imágenes por segundo tan alta y estable.
Gráficamente estamos ante un juego que, de momento, no impacta pero que hace los deberes de forma notable. Una tasa de imágenes por segundo alta y estable garantiza que la vertiginosa velocidad de los combates se traslade a la pantalla de forma inmejorable.
El modelado de los personajes es realmente impecable. Un trabajo sensacional con los dientes de sierra, unas texturas muy adecuadas y una carga poligonal alta los representan de forma completamente fidedigna. Los escenarios son tan grandes y están tan trabajados como cabía esperar, sin embargo, como ya hemos señalado están algo vacíos.
Por último cabe destacar el movimiento de la cámara, que es cinemático e histérico y adopta posiciones imposibles para mostrar el lanzamiento de poderes o los golpeos más potentes desde el punto de vista más espectacular posible, siendo un broche sensacional a todo lo que se ve en pantalla. A modo de cierre podemos concluir que estamos ante una de las propuestas más interesantes en el género de la lucha para el presente año. Una nueva entrega de Dragon Ball Z siempre es bienvenida, pero si lo hace con algunas novedades reseñables y con todas las bondades gráficas del salto a la nueva generación, lo es todavía más. El juego presenta algunas dudas jugables todavía a pesar de lo avanzado que presuponemos su producción, y ofrece un número de personajes protagonistas realmente bajo, sin embargo esperaremos a que el título se ponga a la venta para juzgar estas eventualidades con el peso que merezcan.
Burst Limit llegará a nuestro país en un momento todavía por determinar de 2008, presumiblemente en verano, y desembarcará en PlayStation 3 y Xbox 360.

http://www.3djuegos.com/juegos/avances/3244/648/0/dragon-ball-z-burst-limit/


1 comentarios:

hatedpig dijo...

Ok no hay problema en intercambiar links, en un momentillo te agrego a mi blogroll. Suerte con el blog!

Publicar un comentario